lunes, 30 de julio de 2007

Transformers: Un espectáculo de acción

Otra de las películas más esperadas del año y presente en el verano taquillero de Estados Unidos, ha llegado a nuestras salas con promesas de acapararse todos los asientos de los multicines. Transformers de Michael Bay ya se estrenó.

La película cuenta la historia de los Autobots y los Decepticons, seres provenientes del planeta Cybertron, que se han visto obligados a venir a la Tierra, en busca de una fuente de energía que el líder de los Decepticons busca ser el líder de su raza y destruir a los humanos, que según él, no merecen estar en el universo.

Sam Witwicky es un joven estudiante que tiene algunos problemas para socializar y está completamente enamorado de Mikaela, una de las chicas más populares de su escuela.

Su objetivo principal es comprarse un auto, y para esto su papá le da la mitad del dinero para ese auto, comprando al final por decisión del mismo carro, un Camaro amarillo bastante destartalado.

Las sorpresas llegan cuando este carro empieza a cobrar vida y mete a Sam junto con Mikaela en una batalla que ellos no pensaban vivir. Los Autobots, liderados por Optimus Prime llegan desde su planeta para proteger a Sam y evitar que Megatron, el líder de los Decepticons, consiga la energía que lo hará poderoso y que destruirá la Tierra.

Personalmente, la película fue mucho mejor de lo que pensé. Es completamente cierto, que nunca había visto animación tan compleja y tan llena de detalles, muy cerca de la perfección en los efectos visuales, pero lo que temía, era meterme una aburrida muy grande en lo que a historia se refiere. Una grata sorpresa fue ver una historia con comedia, con contenido y bastante atractiva al espectador. Definitivamente esta película no busca ganarse miles de Oscar por su contenido artístico y dramático, pero para el género de aventura y acción, cumple con todos los objetivos que manifiesta desde sus avances.

Michael Bay y Steven Spielberg nos introducen en un mundo de avances tecnológicos imaginables para nuestro tiempo, pero siempre con ese toque de futurismo que nos hace pensar que las cosas que muestran pueden ser ciertas, en un punto de vista un poco más soñador. El famoso cómic de los Transformers no lo conozco y no lo he leído, pero por lo que me han dicho, tiene mucho de parecido con la película, aunque difícil sería que todo sea igual.

Los recuerdos del dibujo animado quedaron de lado en el aspecto visual de los robots. Probablemente el único que tenga algo de parecido sea Optimus Prime, quien además tuvo en inglés, la voz del mismo actor de la serie animada. El resto de robots forman parte de una creación avanzada por parte de Industrial Light and Magic.

Definitivamente, Transformers se llenará de plata con su película. Ha cumplido con el público, ha cumplido con los fans, ha cumplido con el género. La recomiendo si es que quieren disfrutar de una divertida película de acción y si quieren ver como las producciones hollywoodenses siempre disfrutan destruyendo todas las ciudades que puedan.

2 comentarios:

M. Pitri dijo...

Todo lo que dice, más la mamacitasa Megan Fox, dan como resultado una pela que no me cansaria de ver.

Dentro del genero de ficció, creo que es mejor incluso que el 5to Elemento, no te parece?

BIEN CARNAL BIEN!!!

karl dijo...

En esta producción, desde mi punto de vista más práctico, no interesa mucho la historia de la película ni su similitud con el espíritu de la serie animada o el comic. Aquí lo emocionante se reduce a las escenas donde los robots hacen gala de sus cualidades, el resto es puro adorno, tanto la trama como las damas que también se esfuerzan por mostrarse. Dos cosas a resaltar: el humor introducido fue un acierto para quitarle "peso" a potenciales críticas, y la audacia de los realizadores para evitar aburrimientos en esta larga cinta.