lunes, 6 de agosto de 2007

Los Simpsons: Capítulo de 1 hora y media

La serie animada más famosa de todos los tiempos ha llegado por primera vez a la pantalla grande, y lo ha hecho con una taquilla impresionante alrededor del mundo. Los Simpsons ya están en el cine.

La historia es sencilla, es como si fuera un capítulo de una hora y media. Homero, para variar, mete en problemas a todo Springfield, ensuciando un río y provocando la creación de seres mutantes que invaden la ciudad. Es por este motivo que toda la ciudad es atrapada dentro de un domo, haciendo que los habitantes no tengan acceso a nada, y solo les queda esperar que los alimentos, el agua y sus vidas se acaben.

La familia protagonista vive momentos de mucho drama, ya que Homero vuelve a meter la pata, haciendo que Marge no crea en él y lo deje, y Bart, sienta que no tiene un buen padre, rechazando a Homero, y queriendo estar con Flanders. Lisa por su parte encuentra el amor y lucha por estar al lado del niño que le ha robado el corazón.

La trama es sencilla. Hacer que los Simpsons salven Springfield y logren la aceptación de todos los habitantes, ya famosos por la serie televisiva.

Esta película llega al cine como parte de una petición de los fans. El ver a la familia animada más famosa del mundo en la pantalla grande, era el deseo de muchos fanáticos que han seguido la serie por 18 años y no se cansan de ver las ocurrencias de Homero, o las malcriadeces de Bart.

Este gran capítulo es muy gracioso, y tiene muchos momentos de singular comedia. La utilización de muchos elementos de la actualidad mundial se hacen presentes al igual que la serie.

Todos los que alguna vez hemos visto la serie, disfrutaremos con esta nueva aventura. Es verdad que no podemos decir que sea una buena película, porque contenido no tiene, y solamente entretiene por lo que significan los Simpsons para el mundo. Lo que yo me pregunto es si ¿valió la pena que se haga una película de los Simpsons? La verdad es que yo creo que solo valió la pena para los bolsillos de los productores, porque en cuestiones cinematográficas no tenía mucho que ofrecer.

Dejando de lado esto, las risas abundan, la diversión está asegurada y para los aficionados a la serie, este capítulo largo estuvo bueno. Mírenla, que no se la cuenten.

4 comentarios:

Montano dijo...

yo la vi y no me gusto y soy superfan de los simpsons

Juan Carlos dijo...

A mi tampoco me gusto. Empezó muy bien, tiene muchos momentos de risa, pero no lo sé, se me hizo muy simple, no supera a los primeros capítulos. Y también soy fan de los simpson, desde que tengo memoria.

Karl dijo...

Puede resultar complicado aventurarse a comentar sobre Los Simpsons, debido que existe un grueso de seguidores que se dicen entendidos en el tema y conocen a fondo la serie. Yo no soy fan, aunque disfruto de cuando en vez con sus ocurrencias. Personalmente me gustó el film, me reí y salí relajado, vale decir que a eso fuí. La pelicula es correcta, es decir: estos personajes animados siempre ofrecen humor, entonces no habia mas que hacer un capitulo largo y con unos toques adicionales para tener éxito. Los productores vieron la oportunidad y todo listo, negocio redondo, público satisfecho.... todos contentos. Mostrar el problema de la contaminación ambiental es también un acierto porque toca un tema de actualidad y sensible sobre el que se debe concientizar, pero a la vez es poco arriesgado y seguramente no demando mucho esfuerzo intelectual. Para quienes esperaban sorprenderse con la pelicula, creo que pierden el enfoque; un producto bueno como éste es lógico que se evite alterar y dificilmente le harán cambios, sería como querer innovar con la Coca-Cola y transformar su fórmula.... para que arriesgarse?

M. Pitri dijo...

Oe, alucina que aun no la he podido ver...

Creo que ya pa cuando vaya a polvoz namaaa.

Mucha gente piensa negativamente que la pela "solo es un capitulo largo..." y la verdad no se que esperaban... Creo que ese era masomenos el plan desde hace 10 años atras de Matt.

Yo personalmente, si algo que me hace reir por 30 minutos, puede prolongarse mas de una hora, como las webas.