jueves, 24 de agosto de 2006

El Centinela: Dentro del Servicio Secreto


Una película de acción como las que se ven a cada rato en la cartelera limeña, ha llegado para acaparar la taquilla de esta semana. El Centinela, protagonizada por Michael Douglas, Kiefer Sutherland y Eva Longoria.

En miles de películas hemos visto al presidente de Estados Unidos amenazado de muerte, y en esta película, la “diferencia” es que uno de sus hombres de seguridad se convierte en traidor.

Pete Garrison (Michael Douglas), es un veterano agente del Servicio Secreto, que tiene una larga y prestigiosa carrera protegiendo a los diferentes presidentes estadounidenses. David Breckinridge (Kiefer Sutherland), aparte de ser agente igual que Pete, es muy amigo de él, y las cosas que ha aprendido dentro del Servicio Secreto, las sabe gracias a Garrison, por lo cual le tiene mucho respeto.

Cuando el servicio de inteligencia descubre que hay un complot contra el presidente, y que el problema estaría dentro del Servicio Secreto, Garrison inicia una investigación para saber quién o quiénes son los protagonistas de este complot. David también forma parte de este proceso y se sorprende cuando las investigaciones muestran a Pete como traidor de la nación norteamericana y sería el principal sospechoso del complot contra el presidente.

Pete decide huir y buscar por sus propios medios al culpable, creyéndose él, inocente de todo, ya que tiene la clave de su inocencia en un secreto que prefiere guardar. David y Jill (Eva Longoria), su asistente, buscan las pruebas para desactivar el complot y salvar la vida del presidente de Estados Unidos.

El Centinela es una de esas películas que tiene en el clímax, el punto máximo de la acción, y en donde el espectador puede llegar a sentir que su plata ha sido bien invertida en un momento de diversión.

Michael Douglas tiene la experiencia de su lado, y su presencia en la pantalla es imponente. Kiefer Sutherland, al ser protagonista de 24, domina las secuencias de acción policial y su presencia también es importante. Eva Longoria, comienza una carrera en el cine, con un papel que más que nada, trata de llamar la atención del público, ya que su nombre está en boca de todos por esta época.

El tratamiento de este género es el de siempre, las acciones se dan de manera ágil y dinámica. No hay muchos espacios muertos y siempre hay detalles que uno tiene que resolver en su cabeza, para que el desenlace sorprenda a todo el público. De repente, a estas alturas, la gente puede solucionar los problemas más rápido y no sorprenderse con lo que pasa, pero lo bueno de la acción es que siempre va a darte motivos para interactuar con la película, volviéndose uno desde su asiento, detective o en este caso, agente del Servicio Secreto.

En general, El Centinela es una de esas películas que hace Hollywood para recaudar dinero fácil, y después invertirlo para hacer cosas más espectaculares o para hacer sus películas de “Oscar”, que normalmente tienen presupuestos un poco elevados y con contenidos más elaborados. Esta película es para divertirse y cumplir con el objetivo principal del cine comercial, entretener.

2 comentarios:

travismagee dijo...

Entretenida película policíaca, con el argumento, ya visto muchas veces, de un intento de magnicidio.
Aquí se logra, mediante un mediocre guión, que el espectador no se aburra, pero no apasiona ni interesa mucho en ningún momento.
Los intérpretes cumplen sin más, aunque la belleza de Kim Basinger sigue siendo espectacular, pero, más allá de dar una vuelta de tuerca al tema del triángulo amoroso, no hay nada que destacar, siendo sus escenas de acción lo mejor, sin contar con las del final, muy diluidas en su fuerza dramática.
Se ve sin problemas y no molesta, pero no deja ningún poso.

Anónimo dijo...

q buenaaa pelicula, la estoy viendo con mis amigos y hasta ahora va muy bien, van 6 min y estoy re atrapado les mando un saludo a todosss y alquilenla esta genial