viernes, 14 de setiembre de 2007

Una Sombra al Frente: Tamayo de época

Una nueva película peruana se estrenó el 13 de septiembre en Lima. Una Sombra al Frente, dirigida por Augusto Tamayo y protagonizada por Diego Bertie y Vanessa Saba.

La película cuenta la historia de Enrique Aet, un joven ingeniero de caminos que sufre a temprana edad la pérdida de su padre, convirtiéndose en el soporte de su familia. Años después, Enrique va a trabajar a la selva, buscando generar nuevas rutas de comunicación, labor que se convertiría en la obsesión de toda su vida.


La película se desarrolla en el Perú de comienzos del siglo XX. Augusto Tamayo nos muestra a un joven ingeniero, que si bien ha sabido desempeñarse profesionalmente, sufre mucho como persona, ya sea por el hecho de haberse quedado huérfano de padre cuando era un adolescente, o por no haber tenido la fuerza necesaria para luchar contra sus problemas. El hecho es que el personaje de Enrique es tímido, solitario, triste y preocupado.

El entorno en el que se desenvuelve es amplio y lleno de personajes que le hacen la vida imposible y que también le provocan ciertos chispazos de alegría.

La película transcurre de manera tranquila y lenta, sin muchas acciones que motiven a la emoción del espectador, pero la narración es buena y la utilización de los tiempos estuvo bien manejada. Por momentos, pareciera que no pasa nada en la película y uno se queda esperando plots a lo largo de la historia, pero las secuencias que mostraban un cambio, eran largas y hacían pasar desapercibido el crecimient
o de la emoción en la trama.

En cuanto a las actuaciones, sólo vale la pena destacar las de Paul Vega en el papel de Rodolfo, el mejor amigo de Aet; y la de Carlos Carlín en el papel de José Reyes, rival del protagonista.

El acompañamiento musical estuvo desde el comienzo hasta el final. La música de Víctor Villavicencio encierra
temas clásicos, medianamente orquestados y con un piano como instrumento principal dentro del score. Por momentos la música se volvía repetitiva y el motivo principal sonaba con recurrente frecuencia, interrumpiendo los diálogos, pero logrando acompañar muy bien en algunas partes de la película, resaltando las escenas de mayor emoción y suspenso.

La dirección es buena y elegante. Hay que reconocer que Augusto Tamayo es un buen director que sabe como llevar las escenas con sutileza y calidad. Sus movimientos de cámara y el buen uso de la fotografía (en la noche mucho mejor), hacen atractiva la película visualmente.

Sabemos que Una Sombra al Frente es la película que va a representar al Perú en la competencia para el Oscar 2008, en la categoría de Mejor Película Extranjera. Seguro será una buena opción para el mercado internacional festivalero y por la calidad de la película, esperemos que se haga acreedora a algunos premios. En cuanto a la Academia, sabemos que la alegría de estar nominados con una buena cinta sería grande, pero los antecedentes demuestran que en otras partes del mundo también se hace cine de calidad y estar dentro de las cinco opciones principales es, tal vez, pedir demasiado.

En conclusión, escucharemos el nombre de esta cinta por algún tiempo más, y celebraremos con ellos los premios que vayan a conseguir en los distintos festivales en los que participe. Augusto Tamayo aprobó y una nueva película peruana fue estrenada. Disfrútenla.

5 comentarios:

│BUTACAenlinea dijo...

Aun no la he visto, pero solo he escuchado malos comentarios y disconformidad por su inclusión para representar al Perú en el Oscar...

Saludos

Anónimo dijo...

Qué tipo de comentario es ese de Butacaenlínea. Hay que enseñarles un poco de consistencia:

Yo sí he leído Butaca, su última edición, y es un asco. Más allá del primitivo diseño y de las ininteligibles entrevistas de Pozzi Escot, lo único bueno: lo de kurosawa... que, dicho sea de paso, está en internet. El resto es obsoleto, señores de Butaca.

A mí no me gusta el cine de Tamayo, pero esos comentarios de "sólo he escuchado malos comentarios", son una bufonería. Es fácil criticar. Pues reciban igual las críticas.

Santiago

Humberto Moreno Córdova dijo...

Yo la vi ayer y quede decepcionado nuevamente con Tamayo (ya me había pasado lo mismo con "EL bien esquivo"). La pelicula no tiene norte, no va a nada, muchos de los personajes parecen de relleno (como las hermanitas con la tipica vocecita ronquita pitucona que mas parecen un mardi gras en el bulevard de Asia y el hermano que parece leer su dialogo en cada escena), las actuaciones son pobres, solo salvaría a Carlín y a Paul Vega que se esforzaron en vano por levantar la novela. Repito uno de los dialogos de Bertie (en una escena vacía que no conecta a nada, cuando habla con su "maestro"): a veces uno se obsesiona tanto con una idea, que deja de ver. Creo que eso le pasó al señor Tamayo.
Creo que Mariposa Negra debería reemplazarla, por lo menos tiene más consistencia.

Llon Campos-Gómez dijo...

Difiero totalmente con su opinión Lord (¿?) http://pequenoscinerastas.wordpress.com/2007/08/20/una-sombra-al-frente/ He allí la mía.

│BUTACAenlinea dijo...

Contestando el comentario de Anónimo que luego se convierte en Santiago, BUTACAenlinea es un blog no anexo de Butaca (revista) , lo cual quiere decir que Butaca es ajena a las publicaciones del blog, pero muchas gracias por tu comentario...