miércoles, 1 de marzo de 2006

Brokeback Mountain: La sensibilidad de Ang Lee


Llegó a las salas limeñas la tan esperada “Brokeback Mountain”, película dirigida por Ang Lee y protagonizada por Heath Ledger y Jake Gyllenhaal.

La cinta cuenta la historia de Ennis Del Mar y Jack Twist, dos vaqueros de los años 60`s que se juntan para un trabajo en el campo cuidando centenares de ovejas durante varios meses, totalmente solos.

Ennis (Heath Ledger) es una persona solitaria, con una infancia difícil y nada comunicativo, mientras que Jack (Jake Gyllenhaal) intenta ser un poco más amigable. Con el pasar de los meses, su relación se va fortaleciendo, llegando a un punto en el cual los dos se dejan llevar por el momento y la situación, y eso los lleva a relacionarse de una manera más íntima.

Terminado su trabajo en el campo, cada uno toma caminos diferentes y siguen sus vidas con sus esposas y con sus hijos, pero no pueden olvidarse el uno del otro. Con esos sentimientos dentro de ellos, Ennis y Jack mantienen una relación de amor y amistad a lo largo de sus vidas, con penas, sufrimientos y alegrías, en un mundo y en una época en donde los prejuicios eran tan grandes como los sentimientos de estos dos vaqueros.

Brokeback Mountain llega causando expectativa y sorpresa en el cine más que nada norteamericano, que tiene como hitos máximos de la dureza y el machismo a sus vaqueros de toda la vida.

Ang Lee explora el amor de estos dos vaqueros con una sensibilidad impresionante y nos entrega una historia de amor y amistad única, cargada de emociones.

Las actuaciones de Heath Ledger y Jake Gyllenhaal sobrepasan todo lo que habían hecho hasta este momento. Los dos muestran personajes sólidos, con personalidades bien definidas y con una actitud particular en cada uno de ellos. La relación que tienen a lo largo de los años se ve cada vez más madura y ellos luchan contra el qué dirán del mundo.

Los personajes secundarios acompañan a los protagonistas en sus vidas, siendo ellos lo que nos dejan ver lo que en realidad hacen estos dos vaqueros en su día a día.

La dirección de Ang Lee es impecable. El uso de los tiempos muertos y los silencios eternos, ayudan a entender la soledad de los personajes y el por qué se relaciona el uno con el otro. El ritmo, calmado, lento y sin muchos artífices cinematográficos de por medio, nos encierra en el drama que viven Ennis y Jack.

La música de Gustavo Santaolalla tiene un motivo reconocible en cada momento de la película, y siendo igualmente calmada y tranquila, acompaña las escenas sin pasar desapercibida.

El tratamiento que ha tenido Ang Lee con respecto a la homosexualidad de los personajes, hace notar que es un director con mucha sensibilidad y respeto. Las escenas inevitables en donde los personajes se entregan el uno al otro, están hechas de una manera que no hiere las susceptibilidades de las personas de la audiencia, al contrario, nos hace querer y comprender a estos dos personajes.

En conclusión, Brokeback Mountain es una de las mejores películas del año, lleva a Ang Lee a un escalón más arriba como director y probablemente, como ha sucedido hasta ahora, se lleve el premio de la Academia el 5 de marzo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si te gustó la película no te pierdas

http://elputojacktwist.blogspot.com/

Magaly Black dijo...

Me encantó esta película. El tratamiento del tema se hace muy bien, llegando a involucrar al espectador en esta atormentada relación amorosa. Los paisajes son preciosos, le dan grandeza a los momentos presentados y los silencios son preciosos. Las actuaciones de los dos vaqueros es muy convincente.... ambos actores han crecido mucho con esta película.

Magaly Black dijo...

I love you Ennis del Maaaaaaar!!!! :P

Koi Cciatranne dijo...

Amo esa película.
¡Debió haber ganado el Oscar!
Y sí, también amo a Ennis del Mar.
Pero amo más a Jake Gyllenhaal...